Escudo de la República de Colombia Escudo de la República de Colombia

Acerca de

Historia

Las técnicas de la medicina física y ejercicio terapéutico tienen una larga historia. La hidroterapia es mencionada por Giovanni Michele Savonarola en el año 1485, el ejercicio terapéutico por Joseph Clement Tissot en el año 1743 y por Per Henrik Ling en el año 1830. Wilhelm Winternitz a principios del siglo XX estableció las bases de la hidroterapia y la incluyó en los programas académicos de medicina. Douchene de Bolougne estudió la respuesta a la excitabilidad farádica. En 1929 Adrian y Bronk describieron las técnicas de electrodiagnóstico para el registro de la actividad eléctrica del músculo.

La medicina física y rehabilitación nació como una especialidad en Estados Unidos en la mitad del siglo XX y los doctores Krusen y Rusk son considerados sus fundadores.

En 1936 Krusen creó el primer programa formal de postgrado de la especialidad de medicina física en la clínica Mayo con la filosofía de coordinar todos los servicios de terapias bajo una sola dirección médica. Krusen incursionó en diversos campos de la medicina física (ultrasonido, diatermia, lámparas de calor, radioterapia) y en medicina laboral. En 1955 fundó la Academia Americana de Medicina Física y Rehabilitación.

Mientras que Krusen enfatizó en el manejo de diferentes enfermedades con medios físicos, Howard Rusk fue el creador del concepto de rehabilitación dentro del enfoque de manejo integral y multidisciplinario. (Lanska, 2016).

Antes de la segunda guerra mundial, la mortalidad en pacientes con trauma raquimedular alcanzaba un 80%. Durante la guerra, Howard Rusk, médico internista, creó un programa terapéutico dirigido a los heridos en combate que incluía los servicios médicos, el apoyo psicológico y la recreación. En 1946, fundó el primer programa académico de especialistas en rehabilitación y en 1951 fundó un Instituto especializado en esta disciplina en New York (actualmente Instituto Rusk). (Rusk, 2008). Este Instituto cuenta actualmente con múltiples áreas dedicadas a la rehabilitación de pacientes adultos y niños con diferentes patologías: trauma raquimedular, trauma craneoencefálico, enfermedades musculoesqueléticas, amputación, enfermedades cardiopulmonares.

Kocher y Wagner describieron el cateterismo intermitente en los pacientes con trauma raquimedular a finales del siglo XIX(Silver, 2011). Varios conceptos sobre la clínica, fisiopatología y tratamiento del trauma raquimedular fueron publicados en Inglaterra por George Riddoch (neurólogo)durante la primera guerra mundial(Silver & Weiner, 2012). Riddoch estudió la disreflexia autonómica, propuso los cambios de posición para prevenir las úlceras de presión y recomendó el cateterismo intermitente. Durante la segunda guerra mundial, y en compañía de Ludwing Guttman, contribuyó con la creación de las unidades especializadas en el tratamiento de los pacientes con trauma raquimedular que incluían manejo de fisioterapia y la participación de varias especialidades médicas. En Europa, la especialidad de medicina física y rehabilitación fue reconocida oficialmente en 1968 cuando, en Ginebra (Suiza), el Comité de Expertos en Rehabilitación Médica de la Organización Mundial de la Salud anunció la existencia de una nueva disciplina médica: Medicina Física y Rehabilitación(De Korvin & Delarque, 2009).
 

Con el paso del tiempo algunos de los principios y técnicas originales de la medicina física han ido perdiendo importancia dentro del campo de la especialidad para darle paso a nuevos métodos de evaluación y estrategias terapéuticas. La psicometría ha adquirido enorme importancia en rehabilitación, así como los nuevos enfoques en tecnología de asistencia (sillas de ruedas, órtesis y prótesis), electrodiagnóstico (monitoreo neurofisiológico) y ejercicio terapéutico.

 

IV Congreso Médico Latinoamericano de Rehabilitación (Bogotá,1971)
 

En Colombia, en 1959 los profesores Jorge Pardo Ruiz y Miguel Rangel Franco crearon el Servicio de Medicina Física y Rehabilitación como unidad perteneciente al Departamento de Medicina Interna del Hospital San Juan de Dios. Los doctores, se habían formado como especialistas en rehabilitación en la Universidad de Nueva York y en el año 1960, bajo su dirección, la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional de Colombia aprobó el programa de posgrado de Medicina Física y Rehabilitación.

En el año 1966 por el Acuerdo No 4, el 20 de enero, el Consejo Superior Universitario creó las carreras de terapias Física, Ocupacional y del Lenguaje, como parte de la Facultad de Medicina y adscritas a la Sección de Rehabilitación. Por el Acuerdo número 100, en el artículo 30 de 1971, el Consejo Superior Universitario convirtió el Servicio de Medicina Física y Rehabilitación en un nuevo Departamento de la Facultad de Medicina.

En el año 1972 por acuerdo del Consejo Directivo de la Facultad de Medicina, se inició en el Departamento la enseñanza de Rehabilitación en el pregrado de Medicina con actividades teóricas y prácticas llevadas a cabo en consulta externa y hospitalización del Hospital San Juan de Dios. El Consejo Superior Universitario por acuerdo No. 33 A de 1973, aprobó los contenidos académicos del postgrado en Rehabilitación y en 1983, la reforma al programa de postgrado cambia la denominación del título de Rehabilitación a especialista en Medicina Física y Rehabilitación.
 

Dr. Jorge Pardo Ruiz creador del servicio de Med. Física y Rehabilitación H. San Juan de Dios


En el año 2008, se aprobó la última modificación adaptando el Programa al Acuerdo 033 del Consejo Superior Universitario, la normatividad vigente de los programas curriculares de la Universidad. Allí se estableció como objetivo general, “capacitar al médico general para que adquiera los conocimientos, aptitudes y destrezas que le permitan desempeñarse como especialista en el diagnóstico, tratamiento y prevención de las enfermedades discapacitantes”. En la misma época el Programa de la Especialidad se amplío a 4 años, con 311 créditos académicos de los cuales 293 se dedicaron a asignaturas obligatorias y un trabajo final de especialidad con asignación de 10 créditos. También se incluyeron algunas asignaturas elegibles por 18 créditos. Actualmente el título otorgado a quienes cumplan con todos los requisitos establecidos en las normas de los posgrados es Especialista en Medicina Física y Rehabilitación.

Esta adaptación a las normas de la Universidad se complementa con la Resolución 036 de 2009 del Consejo de la Facultad de Medicina en el cual se corrobora la existencia de asignaturas obligatorias y elegibles, con nombres adecuados. También se redefinen en la Resolución 011 de 2010 del Consejo de la Facultad. El producto de estos ajustes es el Programa actual de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional de Colombia.